La mediática tiene planes de realizar el actor religioso en nuestro país, pero deberá sortear un inconveniente.

Wanda Nara disfruta a pleno de Isabella, su quinta hija y la segunda fruto de su relación con Mauro Icardi. Mientras comparte con sus seguidores en las redes sociales su felicidad, rápidamente elabora planes sobre su bebé.

La mujer de Icardi tiene el plan de bautizar a la pequeña en Buenos Aires, para poder estar rodeada de sus seres queridos. Pero aquí surge un inconveniente. La mediática se encuentra a la espera de que se levante la restricción impuesta por su ex, Maxi López, que impide que sus hijos en común puedan viajar a Argentina.


Seguí leyendo en RatingCero.com