Robert Kugler confirmó la triste noticia a través de su cuenta de Instagram. "Adiós mi amor. Gracias por no abandonarme nunca, ni juzgarme, ni rendirte por mí. Gracias por amarme en cada latido de tu corazón", escribió el joven.
Bella, la perra que tenía cáncer y que viajó junto a su dueño por todo Estados Unidos, murió como consecuencia de su enfermedad aunque antes disfrutó del amor que le brindó su dueño Robert Kugler.

Cuando le detectaron la enfermedad a la perra, los veterinarios le recomendaron a Robert sacrificarla. Sin embargo, el joven decidió realizar un viaje con ella que jamás olvidará.

"Adiós mi amor. Gracias por no abandonarme nunca, ni juzgarme, ni rendirte por mí. Gracias por amarme en cada latido de tu corazón. Ahora andá, convertite en una sola con todo lo que te rodea: bailá con el viento, fluí con el océano y dale calor a los corazones que toques, porque tu amor es eterno e inconmensurable", escribió el dueño de Bella en su cuenta de Instagram.




A lo largo de varias fotos en Instagram, Kugler recordó a Bella, a quien trataba casi como a una hija. Tanto amor le brindaba, que el joven escribió una emocionante carta dirigida a ella.

En ese texto les "pidió" a su hermana Charity, su hermano Mike y sus abuelos "que le hagan mimos en la barriga". "Para todos los espíritus grandes o viejos que están del otro lado, reciban a esta chica que seguramente estará muy contenta moviendo la cola", escribió, junto a una imagen en blanco y negro.

Bella y Robert se convirtieron en los protagonistas de una historia de amor que no reconoce entre razas y que quedó plasmada en las redes sociales.