La jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría afirmó esta tarde en el Senado que "no" está "en contra" de la boleta electrónica, pero que debería aplicarse "en forma gradual" y que para que se use en las elecciones del año que viene, "tiene que salir rápido".
"No estoy en contra, porque a mi me imprimen una boleta y la dejan en una urna. Lo realmente válido es lo que está adentro de la urna. Al tener un respaldo en una urna donde se pueden contar los votos, estamos asegurados", indicó Servini de Cubría.

Sin embargo, advirtió sobre posibles inconvenientes en la provincia de Buenos Aires, donde según indicó "hay escuelas que no tienen luz, que tienen que cruzar el barro, que se inundan", y también señaló la eventual complejidad de "educar a toda la población de golpe" en el uso del nuevo sistema.

Embed
Por esa razón, consideró que "hay que aplicar (la boleta electrónica) en forma gradual" y que "si la quieren aplicar en las elecciones del año que viene, tiene que salir rápido" la ley del Congreso.