Los trabajadores de la línea aérea reclaman mejoras salariales. El martes pasado habían advertido, ante la negativa de la empresa de abrir una canal de negociación, sobre la posibilidad de realizar distintas medidas de fuerza entre las que se incluyeron paros sorpresa.

Los pilotos de LATAM, nucleados en la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), iniciaron a las 14 de este viernes una asamblea que provoca demoras en la salida de algunos vuelos.

Fuentes aeroportuarios indicaron que en las primeras horas de la tarde estaban demorados cuatro servicios, el 4M 4152 de las 14,25 con destino a Tucumán, el 4M 4114 de las 14,45 a Salta, el 4M 4032 de las 15,20 a Iguazú y el 4M 4214 de las 16,25 a Córdoba, aunque la situación podría extenderse otros vuelos con horario de partida entre las 16,45 y las 17,50.

En la misma línea la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales (Atcpea) de LATAM había ratificado el miércoles pasados que realizará paros sorpresivos si la compañía no se aviene a resolver en "un plazo prudencial" los reclamos y "negociaciones pendientes".

Embed
En la asamblea realizada días atrás los tripulantes de cabina ratificaron el estado de alerta y movilización ante "la intransigencia empresaria". Exigen "una inmediata reestructuración salarial, el pago de diferencias en las liquidaciones de los haberes y el preciso reconocimiento de los años de antigüedad" del personal.

"Un tripulante recién ingresado percibe un salario inferior al mínimo, vital y móvil", explicó Paula Marconi, secretaria general de la organización sindical y representante de 500 trabajadores de LATAM Argentina, y sostuvo que ello afecta "el ingreso bruto".

Los tripulantes rechazan también "la violación del tiempo máximo de servicio" y exigen alimentación según "lo convencionado".

"El sindicato demanda a la empresa determinadas reivindicaciones desde hace casi un año, que incluyen discriminación de viáticos según el convenio colectivo y utilización de días libres para trámites o gestiones laborales, lo que violenta los tiempos mínimos de descanso", concluyó la dirigente gremial.

Embed