El entrenador de la Selección reconoció estar "agotado" por el trabajo en uno de los mejores equipos del mundo. A su vez, el Patón habló de la crítica: "No la veo mal. El argentino se sienta en un café y es técnico", disparó.
Edgardo Bauza lleva apenas poco menos de cien días a cargo de la Selección argentino de fútbol. Los suficientes como para darse cuenta del agotamiento que sufre, de las críticas constantes del público y de la calidad de jugadores con los que cuenta.

En una entrevista con goal.com, el sitio especializado en fútbol, el Patón se difierenció de Gerardo Martino, que alguna vez declaró que dormía "como un león" antes de los partidos de Argentina: "Tiene una suerte bárbara. Yo no duermo ni antes ni después de los partidos. Cada vez duermo menos. Pero siempre fue así. Pienso, juego tres partidos antes y después. Analizo y es normal", señaló.

Embed
A su vez, el ex entrenador de San Lorenzo intentó explicar las diferencias entre dirigir a un equipo y a un seleccionado y expresó: "Hay que adaptarse a una metodología diferente porque la que venía implementando en los clubes acá no la podés hacer. Tenés un entrenamiento o dos para ir a la cancha, mostrarles videos y que la jerarquía de ellos se traslade al juego. Los clubes son diferentes porque podés hablar todos los días".

"El argentino se sienta en un café y es técnico. Técnico como cualquiera. Entonces, al sentirse técnico opina y dice. El periodismo también es así y la gente se contagia". Así describe Bauza a la crítica,a veces demesurada, de la que son parte los futbolistas. Sin embargo, no se enoja: "No lo veo mal. Uno va un lunes a un bar y se está opinando de fútbol. Y de la Selección todavía más".