Luis Blum arrojó casi 600 kilos de masa en la puerta de la empresa encargada de la distribución de energía en Bahía Blanca. Lo hizo luego de que perdiera toda la mercadería que tenía en su panadería por un prolongado corte de luz. Había anticipado que tomaría esa decisión.



"Yo tengo palabra, para esto y para todo en la vida". Con esa frase, Luis Blum defendió su decisión de arrojar casi 600 kilos de masa en la puerta de las oficinas de la Empresa Distribuidora de Energía Sur (EDES).

masa tirada en empresa de energía 1.jpg
El panadero del barrio Polo, en la ciudad bonaerense, había anticipado al portal La Brújula 24 que tomaría esa decisión, luego de pasar más de 24 horas sin luz y perder toda la mercadería.

Embed
"Quiero que vean como uno trabaja y pierde plata. Tengo todo esto desde ayer a las 10 de la mañana y hay que tirarlo, no queda otra. Son más de 10 mil pesos en mercadería y acá somos una Pyme familiar", había explicado con indignación.

masa tirada en empresa de energía 2.jpg
Poco antes de las 11, cumplió con su promesa. Acompañado por un amigo, cargó todo en una camioneta, llegó hasta Moreno 49, y arrojó la masa en la puerta.

masa tirada en empresa de energía 3.jpg