El papa Francisco envió una carta, con una bendición especial, al padre del niño de 11 años que fue violado, asesinado y mutilado hace cinco meses en la ciudad santiagueña de Quimilí.
El pontífice expresó su dolor y manifestó su preocupación por el crimen atroz del niño santiagueño en una misiva que el obispo de Añatuya, monseñor José Melitón Chávez, entregó anoche a Mario Salto, padre de la víctima.

Embed
"Que en todo momento sientan la presencia bondadosa del Señor que infunde consuelo, fortaleza y esperanza", escribió el Papa, y le aseguró que elevará a Dios una oración especial por su hijo y su familia.

En la misiva, Francisco invocó la intercesión de la Virgen María y bendijo a los familiares del niño. Hace un mes atrás, Salto le envió una carta al Papa dándole detalles del asesinado de su hijo, crimen que provocó conmoción en la provincia de Santiago del Estero.

Embed
Los forenses que practicaron la autopsia confirmaron que el niño fue estrangulado, abusado sexualmente y luego seccionadas partes de su cuerpo para colocarlas en bolsas, que fueron abandonadas al costado de un camino periférico de la ciudad ubicada a 200 kilómetros al este de la capital de la provincia.

Los restos del niño, que había sido visto con vida por última vez en la tarde del 31 de mayo, fueron descubiertos la mañana del 2 de junio por un hombre cuando perros vagabundos sacaban de una bolsa una de las extremidades del niño.

Embed
En la causa por el crimen del niño santiagueño están imputados Ramón "Burra" Rodríguez, con arresto domiciliario por el presunto delito de falso testimonio, y Rodolfo "Rodi" Sequeira, que está preso acusado de ser la persona que entregó al menor de edad a quienes lo ejecutaron.