Lo hará la fiscal María Isabel Sánchez la próxima semana. Esta semana terminaron de declarar los médicos que la atendieron e incorporaron los estudios médicos, que complican aún más a los padres de la víctima.

La fiscalía solicitará la próxima semana la prisión preventiva de la pareja acusada de abusar y matar a su beba de once meses. La presentación la hará la fiscal María Isabel Sánchez, antes del vencimiento de la prórroga solicitada a la Justicia de Garantías, cuando finalice su licencia por vacaciones y retome sus funciones.

Embed
Lucía Sosa (33) y Héctor Picart (52) están imputados del delito de abuso sexual agravado seguido de muerte de su propia hija, Yazmín Milagros. La pareja fue aprehendida el pasado 17 de octubre –una semana después de la muerte de la beba.

Varios de los profesionales que atendieron en reiteradas oportunidades a la beba en el Hospital Materno Infantil aportaron su declaración. Según las fuentes, esas testimoniales y el informe definitivo de autopsia no dejaron dudas acerca de los vejámenes sufridos por la beba.

Sosa y Picart continúan detenidos en el complejo penitenciario de Batán desde que se negaran a declarar en Tribunales un día después de su detención.