Se trata de la localidad de Igloolik, situada en Nunavut, en el norte de Canadá, donde viven principalmente cazadores. El "zumbido" espanta a los animales pero desconocen la causa del sonido.
El miembro de la Asamblea legislativa local asegura que no saben de donde proviene el ruido y que lo más grave es que asusta a los animales de la zona.

"Esta una de las áreas principales de caza en verano y en invierno",
porque hay una polinia, un espacio abierto de agua rodeado de hielo "abundante de mamíferos marítimos".

Los activistas medioambientales y los vecinos locales manejan diferentes explicaciones del enigmático sonido, entre las que figuran los cascos de buques que navegan por la zona o actividades deliberadas de Greenpeace destinadas a salvar a los animales asustándolos con el silbido.

Embed
Sin embargo, la organización descarta las acusaciones y Quassa admite que no vieron "ninguna embarcación que pusiera ningún objeto en el agua".

Otra hipótesis apunta a las actividades de la corporación minera de hierro Baffinland, que efectúa estudios de sonar en el golfo cercano de Steensby. Sin embargo, la compañía aseguró que no tiene ningún equipamiento en el agua.

Embed
Las autoridades locales y las Fuerzas armadas de Canadá explican que por ahora, "no tienen ninguna pista" para averiguar el origen del sonido y las consecuencias puede provocar en la zona.