Un jubilado de 80 años fue asesinado de nueve puñaladas en su casa y la policía detuvo a dos jóvenes sospechados de ser los autores materiales del crimen.
El asesinato fue descubierto el viernes cerca de las 16 en una vivienda situada en Dessy al 900 del barrio Pompeya, en el mencionado distrito de la zona oeste del conurbano.

Los familiares de la víctima avisaron a la Policía porque el hombre no respondía a los llamados y al ingresar encontraron su cadáver.

Anoche los investigadores detuvieron a un vecino lindero a la propiedad del jubilado Daniel Figueroa (80), con fines de robo. El personal policial constató que el jubilado, quien era viudo y vivía solo, sufrió nueve heridas punzantes de arma blanca y que le habían robado algunas pertenencias.

Embed
Según las fuentes, los investigadores observaron dentro del inmueble pisadas de zapatillas y dos colillas de cigarrillos. Además, los peritos de la Policía Científica que buscaban rastros de los delincuentes encontraron huellas en el tapial del vecino, por lo que se solicitó un allanamiento de urgencia en la vivienda lindera.

Al ingresar a esa casa, un joven fue detenido dado que los efectivos secuestraron el juego de llaves de la víctima, un par de zapatillas similar al de las pisadas y un reloj, entre otros elementos.

Esta mañana, los investigadores de la DDI de Morón lograron detener a un segundo acusado mayor de edad, que fue capturado a dos cuadras del lugar del crimen.

Un jefe policial contó a Télam que los dos detenidos están acusados de ser autores materiales de la muerte de Figueroa.

Esta mañana los acusados fueron llevados a sede judicial para las respectivas indagatoria el menor a cargo de la UFI 2 de Responsabilidad Juvenil de Morón, Mientras que el mayor quedó a disposición de la fiscalía 5 de Morón, misma a cargo de Claudio Oviedo.

Los peritajes hechos en la escena del crimen señalaron que tras cometer el robo, los asaltantes arrastraron el cuerpo desde los fondos hasta el interior la casa y se retiraron luego de cerrar con las llaves del hombre.

El médico legista estableció que el crimen pudo haberse cometido entre la madrugada y la mañana de ayer, aunque se aguardaba el resultado de la autopsia.