El Canalla y el Rojo no pudieron romper la monotonía y terminaron protagonizando una igualdad sin goles que no le sirvió a ninguno.
El conjunto visitante generó más oportunidades y mereció mejor suerte, pero falló a la hora de dar la última puntada y por eso se llevó tan sólo un punto del Gigante.

Los dos equipos terminaron con un hombre menos por las expulsiones del local Víctor Salazar, a los 36 minutos de la segunda parte, y de Víctor Cuesta, a los 40.

Embed