El dato surge de un sondeo realizado por la ONG Techo. Según expertos, el traslado de la población en esos sitios precarios se debe a las "mejores oportunidades económicas" que ofrecen las villas porteñas por sobre los asentamientos del conurbano bonaerense.

Unas 30 personas por día pasaron a vivir en las villas de la Ciudad en los últimos tres años. El dato se desprende de un sondeo realizado por la ONG Techo en ese distrito. Además, el informe brinda más los números de la situación de emergencia: 379.890 personas (82.585 familias) viven en sitios precarios, lo cual significa un crecimiento de la población de casi el 10% en ese período. El gobierno porteño, en tanto, maneja los mismos números.

Según expertos, el crecimiento de la población de las villas (en 2013, el informe de Techo indicaba que había 75.405 familias, con un promedio de 4,6 personas por cada una) se registró, en parte, ante las "mejores oportunidades económicas" que ofrecen las villas de la Ciudad en relación a los asentamientos del conurbano bonaerense, por ejemplo.

villa 31 ciudad.jpg
La villa 31.<br>
La villa 31.
Desde la ONG, en tanto, informaron: "Más de 1 cada 10 porteños -el 12,4%- vive en sitios precarios de la ciudad. Se identificó un total de 42 sitios, en donde viven 82.585 familias, aproximadamente. Utilizando la media nacional de 4,6 miembros, se estima que 379.890 personas viven en villas en ese distrito".

Los alarmantes datos son validados por el gobierno de la Ciudad, que en su presupuesto para el próximo año destinará 9164 millones de pesos para el plan de urbanización de villas.

villa ciudad.jpg
Según la ONG Techo, unas 82.585 familias viven en villas porteñas.<br>
Según la ONG Techo, unas 82.585 familias viven en villas porteñas.
Juan Ignacio Maquieyra, presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) dijo al diario La Nación que "en todo el mundo se está dando la tendencia de mudarse a las grandes ciudades y esto también aplica a Buenos Aires". Y amplió: "Además, la mala situación económica de los últimos años ha aumentado más esa migración. El crecimiento que vemos en la ciudad no obedece sólo a nuevos habitantes, sino también al crecimiento de las familias. Es el único lugar del distrito en donde se registra aumento poblacional".

El déficit habitacional en las villas es alarmante. Según el sondeo, 8 de cada 10 personas no cuenta con conexión formal de energía eléctrica; casi la totalidad de los habitantes -el 97,9%- no tiene conexión formal a la red pública de agua corriente y el 85,4% no está conectado formalmente al sistema cloacal.

Embed