Juan Manuel Llop perdió los estribos e increpó a los gritos enervado al árbitro Fernando Rapallini, que había cobrado penal para Banfield por una mano en el área de su equipo.
Envuelto en furia, el entrenador se sacó la gorra y se puso cara a cara con Abal al grito de "¡Me estás robando! ¡Me estás robando!". Lógicamente, por la protesta, Llop fue expulsado y luego Santiago Silva cambió el penal por gol.
Banfield Llop