El hecho ocurrió en el partido de Pilar, donde el dueño de un lavadero fue ultimado esta madrugada. El homicida actuó con saña y un ex trabajador del local fue detenido por el hecho.
Un comerciante de la localidad de Manuel Alberti fue asesinado esta madrugada de 17 puñaladas, en el local que tenía en la ruta 26 y casi esquina Nicaragua.

La víctima, de unos 55 años, era dueño de un lavadero de autos y además vivía en el mismo inmueble, donde fue encontrado en medio de un charco de sangre, ya sin vida, e incluso con una profunda herida en el cuello.

Fuentes policiales consultadas por el sitio Pilar de Todos que replica la noticia, descartaron por completo que se haya tratado de un robo, y apuntaron a alguna situación particular de la víctima.

Embed
"Según el médico que vio el cuerpo, el asesino actuó con saña, e incluso llegó a semidegollar al hombre; había un profundo odio en el accionar. Además, en el cuarto había dinero que no fue sustraído, por lo que son se trata de un robo", señalaron desde la Policía.

Unas 10 horas después del crimen, la Policía detuvo a un exempleado de la víctima, con quien el dueño del lavadero tendría problemas de larga data. Interviene la Fiscalía 2 de Pilar, y mañana se le hará la autopsia al cuerpo.