Reactivar la economía, extender el acceso a la salud, disminuir el desempleo y la pobreza así como cerrar la prisión de Guantánamo, fueron algunas de las promesas de campaña de Barack Obama en 2008. Aquí un breve balance de la gestión del candidato que había despertado esperanza en gran parte del mundo.
El 4 de noviembre de 2008, Barack Obama ganó las elecciones presidenciales y se convirtió en el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos. Con el lema "Yes we can" (Sí se puede), Obama despertó esperanzas en gran parte del mundo en momentos en que la crisis financiera que se abrió tras la caída del Lehman Brothers y comenzaba a golpear con crudeza en todo el planeta.

El entusiasmo que despertó fue tal que incluso fue galardonado con el premio Nobel de la Paz cuando aún no había siquiera asumido la presidencia. A pesar de ello entre una de las promesas de campaña incumplidas se encuentra el cierre del centro de detención clandestino de Guantánamo.

¿Qué logró cumplir de lo prometido y qué no? ¿Cuál es el balance luego de ocho años de gestión? Aquí un breve resumen de su gestión y legado como presidente de los Estados Unidos.

Obama elecciones estados unidos