El base Stephen Curry, de los Golden State Warriors, comenzó su cita personal con las marcas dentro de la NBA y ante los Pelicans de New Orleans anotó 13 triples, la mejor en la historia del básquet profesional, que ayudó además a la victoria de su equipo por 116-106.
La inspiración de Curry, actual Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, le quitó protagonismo al alero estrella Kevin Durant, que aportó 22 puntos.

Embed
El base estuvo imparable al encestar 13 de los 17 tiros que hizo desde fuera del perímetro y acabó el partido con 16 canastas de tiros de campo en 26 intentos que lo dejaron con 46 puntos, la mejor marca en lo que va de temporada. Además, logró cinco rebotes y cinco asistencias.

El récord previo de un solo partido era de 12 triples, compartido por Curry, Kobe Bryant y Donyell Mashall.

Curiosamente, record llegó después de que Curry se fuera 0 de 10 en triples en la derrota ante Los Angeles Lakers, el pasado viernes, que le rompió racha de 157 partidos seguidos con al menos un triple.

"Creo que tuve el toque perfecto de muñeca y después de los fallos en los últimos partidos todo volvió a la normalidad",
declaró Curry, que tiene ya siete partidos como profesional en los que al menos anotó 10 triples.