El capitán argentino viajó desde Barcelona a San Pablo junto a Javier Mascherano y a Neymar y luego en el avión privado del brasileño hacia Belo Horizonte, donde se unió a la delegación argentina a la espera del duelo ante los locales del próximo jueves.
La llegada del rosarino será un envión anímico para el plantel conducido por Edgardo Bauza, que sufrió y mucho los últimos tres encuentros en los que la Pulga no estuvo por lesión.

Embed
Este martes será la primera práctica con el plantel completo en el predio Cidade do Galo del Atlético Mineiro, el mismo que utilizó la Selección de Alejandro Sabella en el Mundial de 2014.

El próximo jueves, desde las 21.45, Argentina se medirá ante el puntero, que dirigido por Tité además está invicto en las Eliminatorias. El objetivo será volver a sumar para recuperar terreno y ubicarse nuevamente en los puestos de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Con Lionel Messi, claro, la esperanza está renovada.