El único astronauta estadounidense que se encuentra en el espacio pudo votar en el inicio de las elecciones presidenciales.
En una campaña que llevó a los estadounidenses por caminos desconocidos, un astronauta que se halla en el espacio pudo ejercer su derecho al voto, anunció este lunes la Nasa.

Shane Kimbrough llegó a la Estación Espacial Internacional el 19 de octubre a bordo de una nave espacial rusa Soyouz para una misión de cuatro meses.

Los astronautas estadounidenses pueden votar desde el espacio en virtud de una ley de 1997 aprobada en Texas, donde reside la mayoría. El centro espacial Johnson de la Nasa se encuentra en Houston.

Como los astronautas pueden recibir mensajes electrónicos en el espacio, la oficina electoral del condado de Galveston le envió, a través de la Nasa, a su dirección electrónica una hoja de votación virtual.