Alejo Santander
Alejo Santander
Desde la Universidad Nacional de La Plata, un equipo comandado por un ingeniero de 27 años acaba de desarrollar un automóvil más económico, rentable y hasta ecológico, que podría cambiar el paradigma del consumo en el país. Tomás Martiarena, artífice del proyecto, habló con minutouno.com sobre la innovación.
Si bien han existido otras experiencias en el país, esta es la primera que se desarrolla sin el aporte de terceros. El prototipo realizado en el departamento de Mecánica de la facultad de Ingeniería platense es fruto de la educación pública, y del trabajo conjunto de ingenieros y estudiantes, que se hicieron cargo de la mecánica, los controles y las baterías diseñados e integrados a un VW Gol.

"Uno tiene que imaginarse cómo hacerlo", explica Tomás Martiarena, ingeniero de 27 años, dando cuenta de que la creatividad en base al saber, fue la clave para poder convertir un auto naftero en uno 100% eléctrico, con todo lo que ellos significa.

Junto a él trabajaron Gastón Pary, quien comenzó siendo estudiante y terminó recibiéndose en el proceso, y Damián Pellegrino, alumno avanzado de la carrera. Además del apoyo que Tomás destaca al decano de la casa de altos estudios e ingeniero aeronáutico Marcos Actis, impulsor de este tipo de proyectos a través de los que intentan dice "mostrar que en el país están los recursos humanos para avanzar".

El equipo tomó un auto que estaba destinado a ser convertido en chatarra y acaba de transformarlo en el primer automóvil eléctrico del país construido en su totalidad dentro de las paredes de una universidad pública.

El vehículo pensado para funcionar en la ciudad, tiene actualmente una autonomía de 40 km. Las baterías se cargan al enchufarlas a la corriente eléctrica durante la noche, y por la mañana el auto está listo para salir a rodar. "La idea es mostrar que es algo que se puede hacer y que hay que hacerlo, bajar la idea de que son algo futurista", explica.

Tomás Martiarena equipo UNLP auto eléctrico.png
Tomás y su equipo trabajando en la UNLP con el VW Gol modificado (Foto: gentileza diario <i>El Día</i>)<br><br><br>
Tomás y su equipo trabajando en la UNLP con el VW Gol modificado (Foto: gentileza diario El Día)


¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE UN AUTO ELÉCTRICO?

Al ser consultado, Tomás enumera algunas de las principales cosas por las que un auto de estas características, sería una mejor opción:

  • En el contexto del valor de la energía actual, una auto así bajaría muchísimo lo que es el gasto mensual en combustible.

  • Es un vehículo que no hace ruido.

  • Es ecológico, amigable con el medio ambiente, bajaría el smog y el dióxido de carbono en el aire.

LITIO: EL FUTURO

Al hablar de energía y de cómo se alimenta el automóvil, Tomás no puede dejar de mencionar al ingeniero e investigador de la CIC y el Conicet Guillermo Garaventta, quien trabaja para incorporarle al auto baterías de litio.

¿Por qué la batería de litio hace la diferencia? Este tipo de alimentación esconde uno de los mayores capitales del país, y al mismo tiempo uno de los menos explotados.

El litio está en su auge por su capacidad de producir energía y en Argentina contamos con el mineral, pero no con políticas que colaboren a un desarrollo de esta materia prima.

"No hay que esperar a que esta tecnología sea vieja, hay que aprovecharlo ahora", afirma Tomás, consciente de que la ciencia avanza a un ritmo vertiginoso y que ante el descubrimiento de una nueva fuente de energía, lo que hoy es un gran capital, podría perder valor.

Desde una mirada personal, se anima inclusive a arriesgar: "Se necesita investigación y desarrollo, el Estado tendría que estar apoyando estos avances, promocionar esta industria y no la exportación del mineral", que además es reciclable.

AUTOS ELÉCTRICOS, EL NUEVO GNC

TESLA coche eléctrico
A la hora de hablar de una proyección a futuro de esta tecnología, el ingeniero aclara que "en el mundo ya existen autos como el TESLA, que es eléctrico y supera ampliamente las prestaciones de los nafteros", pero que de implementarse esta alternativa en el país no sería a partir de autos 0km.

"Creo que la forma es la conversión, como pasó con el GNC"
, expresa, proyectando que sería en talleres donde se adecuarían los automóviles. Pero que para eso hace falta otra de las grandes cuentas pendientes para que este tipo de iniciativas avancen: legislación que ampare y regule el funcionamiento de estos vehículos.