Una joven denunció que la emborracharon en un bar, abusaron de ella y luego la arrojaron de un auto en movimiento en Mar del Plata.
Otro caso de abuso conmociona a la ciudad de Mar del Plata por estas horas. Tras el terrible caso de Lucía Pérez, una joven denunció que fue a un bar donde la emborracharon, la secuestraron y abusaron de ella.

En declaraciones a Radio Brisas, la abuela de la chica de 18 años sostuvo que su nieta tomó un trago que le habían convidado en un pool céntrico que las hizo sentir mareadas minutos después.

A partir de ese momento, su nieta no recuerda nada más hasta que la arrojaron de un auto en la esquina de Alvarado y Salta "con una bolsa en la cabeza".

Embed
Si bien la chica no quiso ser revisada por personal médico, su abuela indicó que igual hicieron la denuncia correspondiente. "No sabemos qué es lo que pasó con la otra chica porque mi nieta no volvió a estar en contacto con ella", agregó.

Ahora, los investigadores analizarán las cámaras ubicadas en cercanías del bar al que asistieron las jóvenes y del lugar donde fue encontrada la denunciante.