El candidato por el partido Republicano fue recibido en la escuela neoyorquina en la que sufragó con abucheos.
La caravana que acompaña al candidato presidencial republicano, Donald Trump, llegó a la Escuela Pública 59, ubicada al este de la ciudad de Nueva York, donde el magnate emitió su voto minutos después de las 11 hora local (13 de la Argentina).

Trump fue recibido por fuertes abucheos del aproximadamente millar de personas que se encontraban en el lugar, en medio de un impresionante operativo de seguridad que incluyó a la Policía de Nueva York y a personal del servicio secreto que se encarga de la seguridad de los presidentes y los candidatos presidenciales.

Al igual que al momento de llegar, el magnate neoyorquino saludó con su brazo en alto al retirarse junto a su esposa Melania. Casi sin formular declaraciones, Trump se limitó a señalar que a su entender "todo pinta bien, las cosas están saliendo muy bien".

Puso además en duda la transparencia de las encuestas publicadas en las últimas horas y aseguró que "muchos sondeos están mal a propósito".

En declaraciones a la cadena Fox News, el candidato republicano aprovechó para convocar a las urnas a los votantes e insistió en que, tras las elecciones de este martes, debería haber un cambio de rumbo en la Casa Blanca.