El país es uno de los mayores productores de la región pero pierde terreno -y botellas- cada vez que ocurre un sismo dentro de sus fronteras. Hasta ahora.
Un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Chile desarrolló un sistema anti terremotos para proteger la producción local de vinos ante un eventual sismo. El país es uno de los mayores exportadores de la región, pero sus condiciones geológicas a veces le juegan en contra.

"Los últimos terremotos demostraron que los estanques de acero inoxidable de pared delgada para la guarda y fermentación de vino son estructuras sísmicamente muy vulnerables", señaló José Luis Almazán, director del proyecto.

Para contrarrestar el efecto de los temblores, los ingenieros desarrollaron un sistema de aislamiento sísmico para contenedores de líquidos mediante un conjunto de dispositivos flexibles que se instalan en los soportes del contenedor.


vino chile terremoto
Las paredes de los estanques no resistieron el temblor de 2010<br>
Las paredes de los estanques no resistieron el temblor de 2010

"La idea es que la energía del sismo sea absorbida por dispositivos de aislamiento de las vibraciones", explicó Almazán. "Esta tecnología permite filtrar las ondas sísmicas, de modo tal que la energía que llega al estanque en sí, es mucho más baja", agregó.

Por ejemplo, el terremoto de 8,8 grados que ocurrió el 27 de febrero de 2010 afectó a uno de cada cuatro contenedores llenos de vino que significó una pérdida de 125 millones de litros, el equivalente de 12,5% de la producción del año anterior.