Después de eliminar a Boca en un Superclásico en la categoría 2003, los chicos de River dejaron a un lado la celebración y varios de ellos se acercaron a sus rivales para consolarlos y contenerlos, en una clara muestra de deportitividad y respeto.
En tiempos de locura extrema por parte de jugadores, dirigentes y barra bravas, los que dieron el ejemplo son chicos de 12 y 13 años. Un poco de aire fresco, un vaso de agua en el desierto, es la actitud de los chicos de la categoría 2003 de River que, tras ganar el clásico, fueron a consolar a sus rivales de Boca.

boca river inferiores.jpg
El Millonario y el Xeneize se enfrentaron por las semifinales del campeonato de Inferiores. El equipo de Núñez se quedó con el duelo por ser más eficaz en los penales, pero eso sólo fue anecdótico. Lo más notable de todo lo que aconteció en la cancha de J.J Urquiza fue el comportamiento de los chicos una vez que se quedaron con el triunfo.

boca river infer.jpg
Antes de celebrar, varios de ellos se acercaron a los jugadores de Boca para consolarlos y contenerlos. Acababan de ganar un superclásico, con todo lo que ello implica, pero hicieron lo que sentían que debían hacer.