Nacida en Eslovenia hace 46 años, mostró su personalidad durante un discurso pronunciado a la hora de mayor audiencia durante la convención republicana realizada en julio pasado, cautivando a una audiencia de entusiastas delegados.
Melania Trump suma elegancia y glamour a la presidencia de Donald Trump, pero la ex modelo enfrenta un duro camino para ser aceptada como la nueva primera dama de Estados Unidos.

Nacida en Eslovenia hace 46 años, mostró su personalidad durante un discurso pronunciado a la hora de mayor audiencia durante la convención republicana realizada en julio pasado, cautivando a una audiencia de entusiastas delegados.

MELANIA TRUMP
Pero la oportunidad dorada de contar a Estados Unidos su historia tuvo un lamentable e inesperado giro: medios estadounidenses detectaron chocantes similitudes con un discurso pronunciado por la actual primera dama Michelle Obama en la convención demócrata de 2008.

Su marido acudió rápidamente a su rescate, pero nunca reconoció que hubiese plagio.

"Fue realmente un honor presentar a mi esposa, Melania. Su discurso y aplomo fue realmente increíble. Muy orgulloso", afirmó el multimillonario en un tuit.

MELANIA TRUMP
Días después, en una cena benéfica, el propio Trump hizo una broma sobre el discurso de su esposa.

"Michelle Obama pronuncia un discurso y todo el mundo lo elogia. Es fantástico, piensan que es absolutamente impresionante. Mi esposa da exactamente el mismo discurso y la gente la critica. No entiendo", afirmó.

melania trump5.jpg
Más recientemente, la señora Trump debió enfrentar otra situación embarazosa ante el escándalo provocado por la publicación de un audio de 2005, en el que su esposo se ufana de aprovecharse de mujeres impunemente en su condición de celebridad.

Como consecuencia, más de una decena de mujeres acusaron a Trump de acoso sexual o incluso asalto.

Melania, siempre discreta y prudente, apareció solamente una vez en la campaña que llevó a su marido a su inesperado triunfo en la presidencial este miércoles. En esa ocasión destacó lo que llamó el lado más amable de su esposo.