La imagen de un nene del Spartak de Moscú siendo cacheado en las puertas del estadio recorrió rápidamente las redes sociales y generó muchos comentarios. Mirá la fotografía.
En la pasada Eurocopa disputada en Francia el pasado agosto, la policía local tuvo más de un dolor de cabeza por culpa de los hinchas rusos, de los más violentos del mundo. Dentro o fuera de la cancha, los ultras supieron burlar las medidas de seguridad, que suelen ser extremas en partidos de alto riesgo.

Embed
Uno de esos encuentros es el clásico de Moscú entre el Spartak y el CSKA. El partido pasó a segundo plano y lo que resaltó fue una imagen impactante que está recorriendo las redes sociales.

Embed
Una fotografía en la que se aprecia a un nene de dos o tres años vestido con la bufanda del Spartak, siendo cacheado por un miembro de seguridad en la puerta del estadio. La expresión de sorpresa del niño lo dice todo, pero los violentos utilizan cualquier recurso para intentar colar bengalas y otros elementos peligrosos en las canchas.