La moción de censura fue impuesta por el Fondo Monetario Internacional en 2013 tras considerar que el gobierno argentino manipulaba las estadísticas elaboradas por el INDEC.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) levantó este miércoles la moción de censura que pesaba sobre el país desde el 2013, cuando decidió sancionar a la Argentina debido que consideró que hubo manipulación en las estadísticas del INDEC.

En un comunicado distribuido tras la reunión de directorio en Washington, en la que se trató el caso argentino, el organismo determinó que el país "actualmente brinda al FMI información sobre el IPC y el PBI de manera acorde con las obligaciones que contempla el Convenio Constitutivo del FMI".

Embed
"El Directorio Ejecutivo adoptó una decisión por medio de la cual levanta la declaración de censura y la expresión de preocupación", dijo el organismo en un parte de prensa.

"Los directores ejecutivos elogiaron la determinación de las (nuevas) autoridades por abordar las limitaciones metodológicas del IPC y el importante progreso realizado con las acciones específicas relativas a los datos sobre la inflación", indicó el FMI.

El organismo sostuvo que "la relación de asistencia técnica entre el personal ejecutivo y las autoridades ha sido sumamente cooperativa y productiva".

"En consecuencia, el Directorio Ejecutivo concluyó que el IPC de Argentina se ajusta ahora a las normas internacionales", recalcó el FMI. Añadió que "teniendo en cuenta que en su reunión de agosto último había determinado que las estadísticas sobre el PBI ya se ajustaban a las normas internacionales, el Directorio Ejecutivo determinó que Argentina actualmente brinda al FMI información sobre el IPC y el PIB de manera acorde con las obligaciones que contempla el Convenio Constitutivo del FMI".

"La decisión adoptada por el Directorio del FMI de levantar la declaración de censura es testimonio de los extraordinarios esfuerzos desplegados por el nuevo gobierno argentino para fortalecer el organismo encargado de las estadísticas nacionales y producir datos fiables y fidedignos", dijo Lagarde tras la reunión.

La funcionaria dijo que "desearía felicitar a las autoridades por su vocación de transparencia y su determinación de mejorar la exactitud de los datos oficiales en un plazo tan breve".

En julio de 2011 el FMI se determinó que Argentina incumplía las obligaciones que le impone el Artículo VIII debido a imprecisiones en el suministro de datos sobre el IPC y el PIB. Al no remediarse esas inconsistencias se aplicó una declaración de censura el 17 de septiembre de 2012 y el 1 de febrero de 2013, respectivamente.