El periodista Paulino Rodrigues dio a conocer a través de los medios en los que trabaja la disputa legal que mantiene con su ex mujer por una separación.
El periodista Paulino Rodrigues, que trabaja en Radio Continental e Infobae, dio a conocer el miércoles pasado los detalles del duro momento que atraviesa a raíz de una denuncia presentada ante la justicia por su ex mujer por el presunto abuso sexual de la hija que tuvieron fruto de esa relación.

"Nunca pensé que algún día tuviera que transmitir lo que quiero contarles. No tengo nada que ocultar y quienes me conocen saben quién soy. Hoy hace 141 días que no veo a mi hija", aseguró Rodrigues en un audio grabado.

El periodista contó que al día siguiente de la separación su ahora ex mujer le comunicó vía WhatsApp que había radicado una denuncia en su contra por presunto abuso sexual.

Aseguró además que se trata de una acusación "infundada" que está "sólo sustentada por un informe psicológico" elaborado por una psicóloga a quien su ex mujer llevó la hija de ambos, Mía. Y aseguró: "Cuando la psicóloga defendió su informe, pocas veces ví algo igual, yo lo ví desde la ignorancia pero mi abogada, desde la experiencia y su mirada profesional lo primero que me dijo es 'acá hay que rápidamente presentar una denuncia por falso testimonio y mala praxis porque acá hay ambas cosas. La psicóloga no conocía ni la terminología de este tipo de casos. No sabía qué es un ASI, Abuso Sexual Infantil, que era lo que le estaba diagnósticando a Mía. Es como ser analista político y no saber qué es PJ o UCR".

Embed
"Soy un papá que no lo dejan ser. Inicialmente de manera comprensible y sentido común liberaron una orden de restricción, que hoy ya no la tiene. En el día uno dije analícenme. Analicen a la madre, escuchen a mi hija. Desde entonces me analizaron psicológicamente. El mes próximo serán las pericias psiquiátricas. Vendrá la cámara gesell para mi hija. La Justicia tiene sus tiempos y hay que cambiarlos. Hay que ser expeditivo, hay que preservar a los menores, hijos, hijas", dijo y abundó: "Lo único que hay en la causa infundada en mi contra que podría hacer suponer que soy lo que ni remotamente pudiera ser jamás en mi vida es el informe de esta psicóloga. Hace 141 días que no sé qué hace mi hija, qué le gusta, qué mira, si se ríe. Soy un papá que quiere ser... Que lo dejen ser. Alguien se apropió de mi hija".

Finalmente, insistió en su inocencia: "Soy un padre inocente, absolutamente, que quiere estar con su hija".