Médicos chinos cultivaron una oreja en el brazo de un hombre que perdió el órgano en un accidente. Pronto la técnica podría utilizarse para crear otros órganos humanos.
"No solo en las cabezas crecen las orejas". Esta frase podría dejar de ser absurda en un futuro no tan lejano gracias a un increíble experimento del médico chino Guo Shuzhong. Este cirujano plástico de la ciudad de Xi'an logró cultivar una oreja en el brazo derecho de un paciente al que el diario China Daily identifica como 'Ji'.

Cultivan una oreja en el brazo de un paciente chino.mp4
"Perdí una oreja", relató 'Ji' a la televisión local. "Desde entonces siempre me he sentido incompleto". Ahora, gracias al renombrado médico, el paciente recuperó su oreja, aunque en un impensado lugar. El doctor Guo, sin embargo, aseguró que dentro de cuatro meses la oreja estará lista para trasplantarla a la sien.

Embed
Antes de empezar el tratamiento el doctor le implantó a 'Ji' un expansor de piel en el antebrazo derecho, y posteriormente le extrajo fragmentos de cartílago de las costillas para modelar con ellos el relieve de una oreja. La parte más difícil de la cirugía, según el propio médico, fue colocar esta "moldura" sobre el antebrazo de manera que la aceptaran los tejidos originales sin que surgieran complicaciones.

La etapa final se llevará a cabo en los próximos meses. Guo retirará del antebrazo la oreja completamente formada y la fijará en la cabeza del paciente utilizando técnicas de anastomosis vascular, un tipo de sutura que une los vasos y las vísceras.

Embed
'Ji' perdió la oreja hace un año tras un grave accidente de tráfico. Desde entonces ha pasado una y otra vez por quirófanos para que le restauraran las mejillas y los músculos faciales, pero los médicos no habían logrado hasta ahora repararle la oreja.