Así se desprende de un estudio hecho en Misiones por el Instituto Nacional de la Yerba Mate, de acuerdo a un estudio hecho durante dos años. ¿Cuales son los beneficios?

El consumo de yerba fortificada con magnesio aporta beneficios para la piel y para el rendimiento muscular y neurológico, según reveló un estudio hecho en Misiones por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

De acuerdo a lo que consta en el trabajo, los beneficios registrados son la "estimulación de la motilidad intestinal, disminución de la astenia y episodios de migraña recurrente, aspecto de piel hidratada con disminución del acné, descenso de la aparición de calambres, aumento de las capacidades intelectuales y físicas".

Embed

La información se desprende del estudio Evaluación de la Biodisponibilidad de Magnesio en una Población con Consumo de Yerba Mate, hecho por la investigadora Alicia Maskin de Jensen y colaboradores, de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones. Allí se evaluaron 177 adultos de ambos sexos, de entre 19 y 50 años, clínicamente sanos.

Todos los individuos con migraña recurrente redujeron los eventos durante el período de ingesta

La muestra se tomó de manera aleatoria en distintas zonas de Posadas, desde el 1 de junio de 2014 hasta el 15 de septiembre de 2016. El estudio consistió en que los participantes consumieran yerba mate fortificada durante cuatro meses y se los evaluó en tiempo basal, dos y cuatro meses (es decir, durante la ingesta) y a los seis meses (en el periodo post ingesta).

De acuerdo a los resultados, todos los individuos con migraña recurrente redujeron los eventos durante el período de ingesta, pero estos aumentaron durante el periodo en que terminó la ingesta.

Así argumentó Jensen la relevancia del estudio: "En los últimos cien años, debido a los cambios en el estilo de vida y a la industrialización que ha originado el consumo de alimentos manufacturados, la ingesta de magnesio ha ido declinando por debajo de los requerimientos y recomendaciones".

Como de acuerdo con las cifras que maneja el INYM el 98 por ciento de los hogares argentinos consumen yerba, el Instituto recomienda a los productores la manufactura del producto fortificado con magnesio.