Sabrina tiene 18 años y había ido a bailar en grupo, pero el agresor la abordó mientras estaba sola. Ahora intentan identificar al hombre de unos 25 años por el que le tuvieron que dar ocho puntos de sutura.

Una chica de 18 años se resistió a que le dieran un beso y terminó con ocho puntos de sutura en la cara. El ataque que sufrió Sabrina Otero ocurrió en un boliche, cuando el agresor le pegó con un vaso.

Sabrina fue a bailar el sábado a Espacio Jagger junto a su hermana melliza Agostina, su novio, y un grupo de amigos. De acuerdo a lo que relata fueron "seis en la frente y dos en la nariz". "Lamentablemente todo fue muy rápido y no recuerdo quien fue", explicó la chica quien se desvaneció tras la agresión.

Embed

"Por dentro está pasando un pésimo momento. Abandonó sus tareas habituales, como la facultad", contó Miguel, el papá de la chica.

El ataque ocurrió cerca de las seis de la mañana, el novio de la hermana se había vuelto temprano porque tenía que trabajar y las demás chicas estaban en el baño. "Un chico al cual no conocía, extremadamente enfermo y con poco cerebro, me agredió por no querer darle un beso a la fuerza", relató Sabrina. El atacante no fue identificado, pero los testigos dicen que ronda los 25 años. "En estos días vamos a ir al lugar para chequear las cámaras de seguridad y hablar con el personal que trabaja allí, ya que hicieron abandono de persona", adelantó Miguel.

"Por dentro está pasando un pésimo momento. Abandonó sus tareas habituales, como la facultad"

Y agregó: "Mi hija fue socorrida por un joven que también había ido a bailar. Los patovicas no están capacitados y esto es algo que indigna".