Sucedió en Brasil. El ladrón forcejeó con una policía vestida de civil, antes de entrar al establecimiento, y siguió de largo creyendo que no era una amenaza.
La tarde estaba tranquila en la farmacia, casi no había clientes pero el clima cambió radicalmente en el momento en el que un hombre entró para robarles.

Eran las 13:38 cuando el delincuente ingresó armado y forcejeó en la puerta con una mujer policía que estaba vestida de civil. La empujó y luego entró al local.

Embed
El criminal sacó su arma y apuntó a los empleados, creyó que nadie podría frustrar su robo pero se equivocó. Antes de que pudiera actuar, la agente llegó de atrás empuñando su pistola y le disparó en el pecho. El ladrón soltó su revólver y cayó.

Murió pocos minutos después, antes de que llegara la ambulancia. Las autoridades policiales investigan si la oficial actuó conforme a la ley o si se excedió.

Mirá el video.

Ladrón murió a manos de sus víctimas
Ladrón murió a manos de sus víctimas