Sony puso a la venta PlayStation 4 Pro, una nueva versión de su consola que soporta el juego en ultra alta definición (4k) y con la que constata que los ciclos de renovación de las máquinas de videojuegos cambió radicalmente.
PS4 Pro, que sale a la venta en todo el mundo, también es compatible con la tecnología de imagen HDR, que mejora la iluminación y el color de los gráficos.

Con la llegada del nuevo hardware, convivirán en el mercado dos máquinas PlayStation: una básica, con las mismas especificaciones técnicas que la lanzada en 2013, y la PS4 Pro, más potente. Las consolas empiezan a actualizarse con más frecuencia que antaño.

PS4 Pro.mp4
Sony pone a la venta la nueva PlayStation 4 Pro
PS4 Pro tiene una mayor capacidad de procesamiento y más potencia gráfica que su hermana PS4, con el objetivo de permitir el juego en 4k y ser compatible con la tecnología de imagen HDR, que mejora la luminosidad y el color.

La consola cuenta con el doble de núcleos gráficos que PS4, que pasó de 16 a 32 y añadió un giga de memoria RAM, unos cambios diseñados para soportar el juego en 4k.

Embed
PlayStation 4 Pro es compatible con todo el catálogo de videojuegos de la versión básica y con sus periféricos, entre los que están las gafas de realidad virtual PlayStation VR.

La llegada de PS4 Pro estuvo acompañada de la polémica acerca de la calidad de los gráficos 4k de los juegos, ya que la consola ofrece un escalado y no 4k nativo.

En el día del lanzamiento, son 36 los títulos que ofrecerán una calidad de imagen superior a la estándar y Huguet prometió que esa cifra irá en aumento en los próximos meses.

La nueva consola también puede reproducir vídeos y películas en 4k mediante servicios de streaming, aunque no cuenta con un reproductor de discos Blu-ray.

La incorporación de PS4 Pro al catálogo de Sony -en Microsoft también trabajan en el desarrollo de una consola actualizada más potente que soporte el juego en 4k- supone la constatación de que los ciclos de renovación de consolas se acortaron.