Google rechazó en una respuesta formal la acusación que le realizó la Comisión Europea (CE) por incurrir en un abuso de posición dominante con Android, y subrayó que Google rechazó en una respuesta formal la acusación que le realizó la Comisión Europea (CE) por incurrir en un abuso de posición dominante con Android, y subrayó que su sistema operativo para móviles no restringió la competencia sino que la "expandió".
"La respuesta que enviamos muestra que el ecosistema de Android equilibra cuidadosamente los intereses de los usuarios, los desarrolladores, los fabricantes de hardware y los operadores de redes móviles", indicó en un blog corporativo el vicepresidente sénior y consejero general de Google, Kent Walker.

"Android no dañó la competencia, la expandió", agregó.

El pasado 20 de abril la CE acusó formalmente al gigante de Internet mediante el envío de un pliego de cargos de abusar de su posición dominante al obligar a los fabricantes y operadores de los móviles y tablets que operan con Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, como su buscador y su navegador Chrome, y no otros de sus competidores, recordó un despacho de EFE.

Embed
La empresa estadounidense respondió este jueves que la CE basa su acusación en la idea de que Android "no compite" con el sistema operativo para móviles iOS de Apple, algo que rechaza el 89% de los encuestados en el estudio de mercado sobre el caso hecho por el Ejecutivo comunitario.

Walker mostró su "preocupación" porque la CE "infravalore la importancia de los desarrolladores y los peligros que supone la fragmentación del ecosistema móvil", ya que aquellos necesitan "un marco estable y consistente para hacer su trabajo".

Aseguró que cualquier fabricante puede "descargar Android y modificarlo como lo desee", una "flexibilidad" que convierte a Android en un sistema operativo vulnerable a la fragmentación.

"Cuando cualquier individuo puede modificar tu código, ¿cómo puedes asegurar la existencia de una versión común y consistente del sistema operativo, para que los desarrolladores no sufran las molestias o los gastos que supone la creación de múltiples versiones de sus aplicaciones?", se preguntó.