El Tribunal Oral en lo Criminal 15 dará a conocer este viernes el veredicto del juicio por el crimen de Nicole Sessarengo Bóquez quien fue asesinada a puñaladas en 2014. El único imputado es Lucas Azcona.
Después de las 10 de la mañana, el Tribunal Oral en lo Criminal 15 le dará la posibilidad a Lucas Azcona de 23 años, de pronunciar sus últimas palabras antes de informar su decisión.

El fiscal del juicio, Ignacio Mahiques, pidió en su alegato que el acusado sea condenado a la pena máxima del Código Penal por el delito de "homicidio doblemente agravado por odio de género y alevosía", el primero de este tipo en el país.

Embed
El fiscal explicó que las evidencias "demuestran que la víctima no tuvo tiempo de reaccionar", al considerar los resultados de los peritajes en el lugar del hecho y de los informes de autopsia realizada al cuerpo de la estudiante, que presentaba 11 heridas de arma blanca en el rostro, el cuello y el torso.

Con respecto a la autoría, Mahiques señaló al imputado como el culpable debido al "resultado categórico de ADN", que mostró una coincidencia de un "99,99 por ciento entre la sangre encontrada en el lugar del hecho y la de Azcona".

Además, destacó que el joven "se entregó voluntariamente luego de que se diera difusión pública de las imágenes" que registraron las cámaras de seguridad del lugar, y que en su última oportunidad para ser indagado durante el juicio confesó ser el autor del femicidio.

Embed
Otros elementos que fundamentan el pedido de la fiscalía son los testimonios otorgados por los peritos que evaluaron psicológicamente a Azcona, quienes concluyeron que el joven presenta "una relación conflictiva con la figura femenina" y que ubica a las mujeres en una posición "no válida o minusválida".

Nicole fue hallada asesinada a las 7 del 15 de julio de 2014 por un chico que salía rumbo a la escuela y encontró su cadáver con las llaves en la mano, tendido en el hall principal del edificio ubicado en la calle Don Bosco 4109, del barrio porteño de Almagro.

Durante la investigación y al ser publicadas las imágenes de las cámaras de seguridad, la hermana de Azcona lo reconoció como el culpable y se lo comentó a su padre, quien lo entregó a la Justicia.