La defensa de Barbie Vélez la pidió para impedir que su ex se le acercara, pero no solicitó renovación y hoy llegó a su fin.

Desde hace seis meses, existía una medida perimetral por la que Fede Bal no podía estar a menos de 300 metros de Barbie Vélez. Pero este viernes quedó sin vigencia, dado que se venció el plazo de la última renovación y ninguna de las partes involucradas pidió que se renueve.

La primera orden de restricción la solicitó Barbie los primeros días de mayo, luego de denunciar a Fede en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Tigre por violencia de género.


Seguí leyendo en RatingCero.com