Se trata de dos cordobeses que están detenidos hace más de un mes. Uno fue demorado mientras viajaba hacia Buenos Aires. El otro, estaba en su casa, donde encontraron cinco plantas de marihuana. "Se los llevaron como si fueran delincuentes", dijo la mamá de uno de los jóvenes.

Eric Pascottini estaba viajando a Buenos Aires para asistir al sepelio de su abuela. A la altua de Toledo se subió un gendarme con un perro. Le pidieron a Eric que mostrara lo que tenía y se lo llevaron detenido.

En el trayecto, se comunicaron con la familia para avisarle que lo habian demorado. A las pocas horas, fueron a la casa que Eric compartía con su amigo Nicolás Tverdvsky donde secuestraron cinco plantas de marihuana y frascos donde envasaban el aceite de cannabis. A pesar de no tener nada que ver, también se llevaron instrumentos y muebles del lugar.

CANNABIS_MEDICINAL_MADRE_RECLAMA_LIBERTAD_DE_CULTIVADORES(bajaryoutube.com).mp4
DEos jovenes fueron detenidos acusados de narcos.

"Ellos los hacían y lo regalaban a enfermos que utilizan tratamientos con aceite de cannabis para mejorar su calidad de vida", explicó Elvira, mamá de Eric. Desde entonces los dos jóvenes están detenidos. Primero fueron a la Unidad 9 de Córdoba. Veinte días después los trasladaron a la cárcel de Cruz del Eje, les cortaron las rastas y los raparon.

Los encerraron por pedido del fiscal y están acusados de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. "Si fueran narcotraficantes, Eric no hubiese tomado un micro con semillas encima y Nicolás no lo hubiera esperado tan tranquilo en su casa", Elvira.

Embed

En tanto, la abogada Luz Juliano, secretaria de la ONG Cannabicultores Necochea-Quequén, aseguró que "son chicos que cultivaban marihuana para consumo personal, elaboración de cremas y aceite cannábico, con fines solidarios para niños con epilepsia refractaria".

En relación a la detención y calificación de la causa, la defensora enfatizó que "es injusta e inconstitucional, es un arrebato sobre los derechos humanos", incluso denunció que los jóvenes han sido maltratados en prisión. Además, relató que las familias "están desesperadas" ante la incertidumbre sobre la carátula del caso y la hipótesis de que les puede corresponder 15 años de cárcel.

Paradógicamente, mientras la mamá de Eric asiste al Congreso para pedir por la libertad de su hijo, en el recinto se debate en las comisiones de Seguridad, Salud y Legislación Penal, la despenalización del uso medicinal de la marihuana, causa por la cual, Eric y Nicolás, están presos.