Diez barrabravas de Deportivo Merlo fueron detenidos hoy después de una batalla campal que libraron dos facciones enfrentadas en la previa al partido el equipo le ganó 4 a 1 a Midland
El hecho ocurrió luego de que se produjeran incidentes entre el grupo "los del Parque San Martín" y "los del barrio Matera", en la esquina de Azurduy y Avenida Argentina, en la zona de Parque San Martín.

Ante la inmediata intervención de efectivos de la comisaría tercera, junto con el comando de Patrulla e Infantería, los barras comenzaron a tirar piedras contra los policías, que hicieron un operativo cerrojo que les permitió capturar a diez personas.

En el operativo se secuestraron dos pistolas 9 milímetros cargadas y listas para usar; una escopeta de fabricación casera, tipo "Tumbera", calibre 16 con un cartucho; dos revólveres 32 largo con 6 balas cada uno; y una pistola ametralladora calibre 22 largo con dos cargadores con 25 proyectiles cada uno, sin numeración.

Los aprehendidos declararán este domingo ante la jueza Adriana Suárez Corripio, de la UFI 8 de Morón, bajo los cargos de "resistencia a la autoridad" y "tenencia de armas de fuego y uso civil condicional sin autorización".

El secretario ejecutivo de la Agencia de Prevención Contra la Violencia en el Deporte, Juan Manuel Lugones, destacó el "muy buen trabajo de los efectivos" durante el operativo del que él también participó debido a que había información de un posible cruce.

"Vamos a seguir peleando contra las mafias en el fútbol, en línea con lo que nos pide la gobernadora (María Eugenia) Vidal y el ministro de seguridad (Cristian) Ritondo para sacar a los delincuentes que van a un club a cometer delitos", explicó el funcionario de la Aprevide.