A partir del 20 de enero, Obama dejará de ser el presidente de los Estados Unidos. Ya adelantó que piensa quedarse en Washington al menos por dos años más hasta que su hija menor termine el secundario.
"No he proyectado mi vida para los próximos diez años, pero sí sé qué haré justo después que el siguiente presidente llegue: estaré en una playa bebiendo de un coco", había adelantado en una entrevista hace un tiempo atrás.

Embed
Lo cierto, es que Barack Obama dejará la presidencia el próximo 20 de enero para cederle la Casa Blanca a Donald Trump y, como ya adelantó, se quedará en la Capital hasta que su hija menor termine el secundario. Resulta extraña la decisión, ya que desde Woodrow Wilson -presidente hace más de 90 años-, ninguno de los sucesores se quedó en Washington después de finalizar su mandato.

Todavía no se sabe claramente a qué se dedicará uno de los líderes más influyentes del mundo tras ocho años en la Casa Blanca. Tanta es la expectativa, que hasta el propio Obama se animó a hacer chiste al respecto. Durante la última cena que ofreció a los corresponsales de la Casa Blanca, mostró un video donde aparecía llamando a los Washington Wizzards, el famoso equipo de básquet de Washington, para ofrecerse como entrenador: "Lo he sido de los equipos de mis hijas", decía.

Embed
Se estima que Obama y su familia se instalarán en una lujosa mansión en el lujoso barrio de Kalorama, preferido de diplomáticos y embajadores. La casa en cuestión sería de hace 20 años, tiene nueve habitaciones y ocho cuartos de baño repartidos en 760 metros cuadrados.

OBAMA BUSCA TRABAJO

El Presidente de Estados Unidos demostró sus grandes dotes actorales y se prendió a una desopilante sketch en "The Last Show" con el comediante Stephen Colbert, donde simulaba cómo sería una entrevista de trabajo del futuro ex presidente una vez que abandone la Casa Blanca.

Entrevista de trabajo Obama
Obama se suma a una broma sobre su futuro laboral.