Nueva Zelanda sufrió un terremoto de 7.5 en la escala de Richter, con varias réplicas. Además de los daños materiales que provocaron los movimientos sísmicos, ocurrió un curioso episodio.

En medio del trágico terremoto que sufrió Nueva Zelanda durante las primeras horas del domingo, hora local, ocurrió un hecho insólito: tres vacas terminaron atrapadas en medio de un montículo de tierra que quedó sin hundirse en medio de un área devastada.

La cámara de un canal de televisión tomó desde un helicóptero a las dos vacas adultas y a un ternero aislados en medio del desastre.

tres vacas atrapadas tras el terremoto de Nueva Zelanda
Tres vacas atrapadas tras el terremoto de Nueva Zelanda

El domingo hubo varios movimientos sísmicos en Nueva Zelanda. El primero fue un terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter, que produjo movimientos de tierra –que provocó daños en casas y rutas- y un pequeño tsunami. Luego hubo réplicas, una de las cuales fue de 6.3.

Sucede que Nueva Zelanda está ubicada sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico, que se caracteriza por concentrar algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta. Eso provoca una intensa actividad sísmica y volcánica en las zonas que abarca.