Se detectaron varios casos de ardillas rojas con un tipo de lepra que se creía desaparecido desde la Edad Media. Intentan determinar si se infectaron primero los humanos o los roedores.

Los científicos británicos están detrás de un curioso caso que afecta a las ardillas rojas, tan comunes en Europa: se han detectado casos con un tipo de lepra que se creía erradicado desde la Edad Media.

ardilla roja.jpg
Ardilla roja - Crédito: Karen Van Der Zijden
Ardilla roja - Crédito: Karen Van Der Zijden

Así, las ardillas rojas suman una nueva amenaza a su supervivencia, ya complicada por la pérdida de su hábitat natural y por la aparición de ardillas grises, introducidas por la mano del hombre.

arilla roja con lepra.jpg
Arilla roja con lepra en <a href=Gran Bretaña - Crédito: Dorset Wildlife Trust

" id="1319987-Galeria Mediana-483256056_embed">
Arilla roja con lepra en Gran Bretaña - Crédito: Dorset Wildlife Trust

Un estudio reveló la presencia en los roedores del mismo bacilo que causó esa virulenta infección hace siglos. Los análisis se hicieron sobre ardillas muertas en Escocia, Irlanda e Inglaterra y se registraron caída de pelo, parches de piel expuesta en cabeza y cola, patas atrofiadas o crecimiento de protuberancias en el hocico y orejas.

Intentan determinar quién se infectó primero, si las ardillas o los humanos

"Tomamos muestras de esas ardillas en la isla de Brownsea, investigamos y vimos que también estaban infectadas pero tenían la forma humana de la lepra", explicó la profesora Anna Meredith, de la Universidad de Edimburgo.

Ahora, Meredith y su equipo intentan determinar quién se infectó primero, si las ardillas o los humanos.