La relación entre Macri y Trump se remonta a principios de los años 80, cuando ambos se disputaron un negocio en Manhattan. ¿Qué impresión le dio en aquella oportunidad el estadounidense al ahora presidente argentino y por qué en Casa Rosada esperaban una comunicación entre los dos?
Finalmente Mauricio Macri tuvo este lunes su más que ansiada comunicación telefónica con el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump. Es que aunque el triunfo del republicano sorprendió a todo el mundo, la realidad es que tanto Macri como varios de sus funcionarios se habían inclinado en favor de la candidata demócrata, Hillary Clinton, a la que todos suponían se impondría en los comicios del 8 de noviembre pasado.

En una entrevista brindada cuando Macri todavía era candidato a la presidencia, él mismo había hablado de la entonces incipiente candidatura de Trump.

"Está totalmente chiflado", había asegurado Macri en aquella oportunidad, acompañado por su mujer Juliana Awada. Y aventuró que "Hillary tiene suerte" por tener que enfrentar a Trump.

Para Macri no había ninguna posibilidad de que el magnate se impusiera en las elecciones y aseguró que Trump "es toda una actuación de la mañana a la tarde".

Embed
Recordó "el reality ridículo" que el ahora presidente electo de los Estados Unidos protagonizó hace ya algunos años y vaticinó: "No creo que pueda ganar una elección porque sus posicones son muy extremas. Puede ganar una interna tal vez, pero la verdad que le facilita mucho las cosas a Hillary".

Tras el triunfo de Trump y la serie de gaffes de los funcionarios argentinos, la comunicación telefónica era esperada desde la Casa Rosada con la esperanza de empezara a encarrilar el vínculo.