Luisana Lopilato decidió suspender todos sus compromisos laborales para dedicarse completamente a su hijo Noah que está atravesando un complejo tratamiento por el cáncer de hígado.

La vida de Luisana Lopilato (29) y Michael Bublé (41) cambió por completo desde que recibieron la peor noticia de que su hijo Noah Bublé (3) padecía cáncer de hígado. A partir de ese momento sus agendas se cerraron por completo y decidieron abocarse de lleno a la salud del pequeño.

La semana pasada, Michael había anunciado la suspensión de sus shows, mientras que en las últimas horas se confirmó que Luisana también tomó una determinación clave: no debutará en Hollywood con Numb.


Seguí leyendo en RatingCero.com.