La actriz reveló que surgió la pasión a pesar de la gran diferencia de edad y de los compromisos de su co protagonista en la saga más importante del cine de ciencia ficción.
Carrie Fisher, también conocida como la Princesa Leia, confirmó en su flamante autobiografía que supo tener un affaire con Harrison Ford, o Han Solo, en el set de Star Wars. Aunque guardaron su amor en secreto, los actores se reencontraron en el set de Episodio 7.

Fisher reveló en su libro "The Princess Diarist" que la tensión sexual en el set de Star Wars en Londres, y una borrachera muy conveniente fogoneada por Ford, dieron lugar a una noche de pasión en 1976, cuando ella tenía 19 años y él, 34, informó el sitio Radar Online.

La actriz de 60 años relató que Ford, de 74, la acompañó a su casa cuando ella estaba "embebida en alcohol" y que su primera noche juntos "no fue muy especial", aunque ella se lo dejó pasar porque "era muy buen mozo" y porque su propia falta de experiencia la hacía "besar mal".

star wars 2.jpg
Él tenía 34 y estaba casado, ella era una nueva estrella de 19<br>
Él tenía 34 y estaba casado, ella era una nueva estrella de 19

De acuerdo con Fisher, los datos de su relación de tres meses con Ford son escasos por culpa de la "fuerte variedad de marihuana" que le gustaba al actor, pero algunas de las notas que escribió en su diario personal sirvieron para recontruir su campaña "insistente" para lograr que el actor se casara con ella.

Fisher explicó que quería que Ford dejara a su mujer, Mary, y le diera a ella "una banda de oro con diamantes con la inscripción 'Carrison'" en alusión a los nombres de ambos. Sin embargo, el actor decidió volver con la madre de sus dos hijos apenas terminó el rodaje.