Pablo Reyes, el vigilador privado prófugo por el crimen del "arbolito" Nicolás Silva, quedó detenido este miércoles en el hospital porteño Ramos Mejía, luego de haber intentado suicidarse cortándose las venas en un hotel de la zona de Once.



50582_pablo_reyes.avi
Detuvieron al autor material del crimen del arbolito
El sospechoso, que era buscado desde hace tres días, fue descubierto debido a que el dueño del hotel "Galicia", ubicado en Hipólito Yrigoyen 3072, fue a reclamarle el pago de la habitación y como no lo atendía, abrió la puerta y vio que intentaba cortarse las venas con una hoja de afeitar.

Entonces, el hombre dio aviso a la Policía y al SAME, que acudieron al alojamiento y lo llevaron al hospital Ramos Mejía, ubicado a sólo cinco cuadras de allí, pese a que en principio el empleado de seguridad se negaba a ser internado, decía que se quería "morir" y presentaba varios cortes en la muñeca.

Según una fuente, los policías de la comisaría 8va. inicialmente no sabían que se trataba de Reyes (35), pero cuando comenzaron a revisar la habitación del hotel en la que alojaba, hallaron su DNI y dos cartas, una en la que el vigilador asumía su responsabilidad por el asesinato de Silva (41) y otra en la que se despedía de su familia.

Entonces, corroboraron que se trataba de Silva
, sobre quien pesaba un pedido de captura desde el lunes y cuyo rostro había sido difundido ampliamente en los medios de comunicación.

El vigilador continuaba internado esta tarde fuera de peligro y en las próximas horas se evaluará si están en condiciones de ser indagado por el juez de instrucción 29, Marcelo Conlazo Zavalí­a.