La cantidad de personas que padecen hipertensión en el mundo se duplicó en los últimos 40 años.