Recién cuando se lo probó en su casa se dio cuenta de que había un pequeño roedor en la costura de la prenda y casi se muere del asco.
Una mujer de Nueva York, Estados Unidos, demandó a la firma de indumentaria Zara porque encontró una rata cosida a un vestido que había comprado en julio de este año en una de de sus tiendas de Connecticut.

Cailey Fiesel, de 24 años, aseguró que no notó nada malo en el vestido negro que compró por 40 dólares en Zara pero cuando se lo puso por primera vez para ir al trabajo sintió un muy mal olor y lo que parecía ser un dobladillo rasposo que le raspaba la pierna, informó el sitio The New York Post.

La primera explicación de Fiesel fue que el dobladillo estaba mal hecho pero cuando quiso tirar del hilo que sobresalía se encontró con que era el pelo de un pedazo de rata que medía 6,35 centímetros. "Vi la patita que sobresalía de la costura que yo había tocado, fue horrible. Quedé helada", relató.

rata zara.jpg
¿Es una rata o un error en la confección?<br>
¿Es una rata o un error en la confección?

Desde la casa de moda aseguraron que la marca "tiene estándares estrictos de salud y seguridad", pero Fiesel aseguró que desarrolló un sarpullido por culpa de la rata y pide ser indemnizada por su problema cutáneo y el stress que le causó el episodio.