Los familiares de Pablo Reyes quedaron en libertad por falta de mérito. Ambos habían sido detenidos el lunes 14 de noviembre.
La esposa y el padre del vigilador Pablo Reyes, detenido por el crimen del "arbolito" Nicolás Silva, hallado el domingo último asesinado en un placard de un departamento del barrio porteño de Monserrat, fueron liberados.

Según las fuentes judiciales, Brenda Blanco Rondón, de 39 años y de nacionalidad peruana, quien encontró el cadáver y llamó el lunes pasado a la policía; y el padre de Reyes, Antonio, fueron liberados este jueves por falta de mérito.

Embed
Mientras que, Pablo Reyes continúa detenido en el Hospital Ramos Mejía, luego de haber intentado suicidarse en un hotel de la zona de Once.

Los investigadores del crimen ordenaron reforzar la seguridad del hospital por temor a una venganza barrabrava contra el vigilador.

Según la información que maneja la fiscalía, un grupo de barrabravas de Boca Juniors y otros clubes, ya andaban buscando a Reyes cuando estaba prófugo porque querían tomar represalias por ser el presunto autor material del asesinato de Silva.
A partir de la advertencia de la fiscalía, la Policía de la Ciudad resolvió colocar seis efectivos policiales para cuidar a Reyes en la guardia y dejó en las inmediaciones del hospital un carro de asalto.

Nicolas Silva.jpg
Nicolas Silva, el arbolito asesinado<br>
Nicolas Silva, el arbolito asesinado
El cadáver de Silva, quien se encontraba desaparecido desde el 4 de octubre pasado, fue encontrado el último domingo en un placard del departamento de Reyes, en el 4 piso "A" de Venezuela 1218.