Uno de los hijos de Alberto Sarubbi, secuestrado en Capital Federal y asesinado en Ciudad Evita, declaró ante el fiscal y dio detalles del momento en el que los policías impidieron el pago del secuestro de la víctima.

Uno de los hijos del taxista secuestrado y asesinado en Ciudad Evita declaró como testigo y aseguró que cuando el delincuente detenido vio a la Policía "salió corriendo".

Según los declarado por Sarubbi, el delincuente le manoteó el celular al que venía hablando con el negociador de la banda y le pidió también que le entregara un anillo.


Sin embargo, las fuentes aclararon que de acuerdo a la versión de los hijos de la víctima "no hubo forcejeo" y que el cobrador del rescate "salió corriendo cuando vio a la policía" y fue detenido a unos 100 metros.

Todo comenzó alrededor de las 15 de ayer, cuando Alberto Sarubi (65), transitaba en su taxi Fiat Siena, dominio MNS Q159, y fue capturado por secuestradores armados que se lo llevaron cautivo en dirección al Gran Buenos Aires.

Durante el cautiverio, que duró varias horas, los captores se comunicaron con la familia de la víctima y le exigieron el pago de 200.000 pesos de rescate.

Cuando los hijos de la víctima negociaban el pago del rescate, la Policía interrumpió la operación con el delincuente detenido.

Poco después, el secuestrado fue hallado asesinado de cinco balazos a 700 metros del lugar pactado para el pago del rescate y al que había concurrido el hijo de la víctima con 3.000 dólares y 20.000 pesos para efectuarlo.