En una demostración de habilidad y precisión que duró unos pocos segudos, una hábil judoca dio por tierra con su competidora y el con árbitro, un adulto.

¿Fue con intención? Un árbitro corrigió a una de las pequeñas competidoras respecto al lugar en el que debía comenzar el combate de judo. Segundos después, él cayó derribado.

La lucha duró pocos segundos. Eran dos nenas que no deben llegar a los cuarenta kilos, una de ellas le hizo a la otra una hábil y rápida toma que volteó a la competidora y que arrastró también el pobre árbitro.

nenas judo arbitro
Una nena derribó a su rival de judo y también el árbitro