Los metrodelegados que interrumpen el servicio de la línea C de subte anunciaron que la medida de fuerza se extenderá por tiempo indeterminado.
Si bien estaba previsto que el servicio que une a la estación de Retiro con Constitución comenzara a funcionar a las 7, los gremialistas decidieron extender el paro que afecta a unos 180 mil personas que a diario utilizan ese medio de transporte.

A través de un comunicado, Metrovías consideró que la sorpresiva medida es "injustificada". "Es llevada a cabo por representantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) en supuesto reclamo por falta de personal", indicó.

"Es importante aclarar que no existe tal requerimiento y que la dotación de dicha línea se encuentra completa con las necesidades operativas. Una vez más, el sindicato toma de rehenes a los usuarios por motivos que obedecen a una interna gremial", señaló la empresa.